Seleccionar página

El calentamiento global no es el problema: Carolina Schmidt

El calentamiento global no es el problema: Carolina Schmidt

«El calentamiento global no es el problema», afirmó la presidenta de la COP25 durante una conferencia de prensa ofrecida en Madrid y transmitida en línea. FOTO: TWITTER @COP25CL.

México, 4 Dic (redacción).- El calentamiento global no es el problema que enfrenta el mundo; es el instrumento, es la temperatura, pero la meta debe ser alcanzar los objetivos de desarrollo sostenible si queremos ser más incluyentes y hacer un cambio de ruta para lograr un desarrollo sustentable y equitativo, afirmó Carolina Schmidt, presidenta de la COP25 durante una conferencia de prensa ofrecida en Madrid y transmitida en línea.

La también ministra de Medio Ambiente chilena que preside los trabajos de la Conferencia de las Partes de la Convención Marco de las Naciones Unidas sobre Cambio Climático (COP25), fue acompañada por la viceministra de Relaciones Exteriores de Costa Rica, Lorena Aguilar, y de Patricia Espinosa, secretaria Ejecutiva de la ONU Cambio Climático.

Schmidt enfatizó que esta es “la COP de América Latina y el Caribe, donde tres mujeres latinoamericanas trabajamos e impulsamos con fuerza la acción climática en el mundo con un objetivo muy claro: actuar. Es tiempo de actuar no es un eslogan, es una necesidad, una exigencia moral, social y económica”.

Los países de América Latina y el Caribe conocen bien esa urgencia, porque en la región “hay más de 50 millones de habitantes fuertemente golpeados por el calentamiento global, generando necesidades importantes en lo social, en lo ambiental y en lo económico, distintas a las de los países desarrollados, mismas que se deben atender con fuerza, visibilizando la problemática y la prisa de actuar”.

Consideró que el cambio climático es injusto, porque afecta mayormente a los más vulnerables. “Es el momento de reconocer la relevancia de actuar con justicia, incorporando las voces de todos los actores, razón por la cual la COP25 debe marcar un cambio de rumbo, al adquirir compromisos más ambiciosos de los países y al incorporar voces que permitan transversalizar las acciones”.

Por eso, explicó, hemos traído a los ministros de Hacienda; de Energía, para impulsar la transformación hacia energías limpias; de Agricultura, que tienen tanto que decir en la gestión del agua, de las formas de cosechar, y a los de Ciencia, para que no se queden sólo en el diagnóstico, sino participen en las soluciones.

También estarán los gobiernos locales, las ciudades, las regiones, para que se comprometan con la carbononeutralidad al año 2050, y al sector privado, para que se comprometa a invertir sólo en empresas carbononeutrales. Sólo de esta manera podremos aumentar la ambición en la reducción de emisiones de carbono”.

Hizo un llamado a impulsar la acción climática, el cambio de rumbo, porque además “esta es una COP azul, donde los océanos se incorporan a la mesa para buscar su proyección y manejo sustentable, ya que dos terceras partes del mundo están cubiertas por sus aguas, por lo que los países deberán incluirlos en sus contribuciones nacionales (NCD por sus siglas en inglés)”.

Acerca de la ciencia, refirió que debe tener un papel preponderante en temas como la innovación y las transferencias de tecnología y de capacidades, que permitan aumentar la ambición en las reducciones de emisiones de gases de efecto invernadero y acelerar los cambios necesarios para lograr la carbononeutralidad.

Reiteró que “el calentamiento global es la temperatura, es el instrumento, no el problema. El problema a enfrentar como sociedad son los 17 Objetivos de Desarrollo Sostenible de la ONU, para lo cual debemos cambiar la manera de hacer las cosas, para incluir las voces de todos para alcanzar un desarrollo más sustentable y equitativo.

Finalmente expresó que “trabajaremos con mucha fuerza para sacar adelante la COP25, de manera que incorpore las voces de todos los actores, para poder cambiar el mundo”.

Archivos