fbpx

Seleccionar página

El número dos del chavismo amenaza a los venezolanos: «El que no vote no come»

El número dos del chavismo amenaza a los venezolanos: «El que no vote no come»

Los venezolanos afrontan un mes de diciembre marcado por la convocatoria chavista a las urnas de este domingo. El chavismo tiene por objetivo acabar para siempre con la actual Asamblea Nacional, de mayoría opositora. A su vez, la mayoría de la oposición al régimen de Nicolás Maduro va a celebrar, entre el 5 y el 12 de diciembre, una consulta nacional como respuesta a este «evento fraudulento».

Estos días los dirigentes chavistas han intensificado sus actividades para animar a los venezolanos a votar, ya que una gran abstención se interpretaría como un respaldo al presidente encargado, Juan Guaidó, y los partidos que le respaldan. Los opositores a Maduro han pedido a la población que haga caso omiso de esta convocatoria chavista.

En un acto de campaña en Carabobo, el presidente de la Asamblea Nacional Constituyente chavista, Diosdado Cabello, considerado número dos del régimen, ha amenazado a los venezolanos, que padecen carencias excepcionales. El salario mínimo es inferior a dos dólares. «El que no vote no come. Para el que no vote no hay comida. Al que no vote se le aplica una cuarentena ahí sin comer», ha dicho Cabello.

Millones de venezolanos dependen de las ayudas del Estado, dada la gran carestía que hace que proveerse de servicios básicos sea una batalla diaria. El Observatorio contra el fraude de la Asamblea Nacional denunció recientemente que los candidatos a las legislativas usan las cajas Clap (Comité Local de Abastecimiento y Producción) hacer campaña y captar votos en 55,60% de los municipos del país. Son bolsas con alimentos básicos que distribuye el régimen chavista.

En su cuenta de Twitter, Delsa Solórzano, diputada de la Asamblea Nacional y miembro de la Unión Parlamentaria Mundial, ha apuntado que esta declaración muestra cómo el régimen es responsable de crímenes de lesa humanidad. Anuncia la diputada opositora al chavismo que «someter a una población al hambre constituye el crimen de exterminio, previsto y sancionado en el Estatuto de Roma».

La Iglesia, contra la convocatoria chavista

La Iglesia católica se ha declarado también en contra de estas elecciones del próximo domingo. La Conferencia Episcopal Venezolana ha señalado que los comicios agravarán la crisis. «El evento electoral convocado para el próximo 6 de diciembre, lejos de contribuir a la solución democrática de la situación política que hoy vivimos, tiende a agravarla… estos comicios no ayudarán a resolver los verdaderos problemas del pueblo”, señalan los obispos en un comunicado.

Cargando…

La Conferencia Episcopal de Venezuela pide a todos los que se dedican a la política y a las organizaciones sociales «a continuar haciendo esfuerzos conjuntos para restablecer los derechos democráticos de la nación».

Los obispos consideran necesarias e importantes» todas las iniciativas encaminadas a este propósito y bendice en este sentido la consulta popular que ha convocado el presidente encargado, Juan Guaidó. Añaden que «el pueblo tiene pleno derecho a expresarse por los legítimos canales garantizados por la Constitución».

En la consulta, que se celebra del 5 al 12 de diciembre, se pregunta a los venezolanos si rechazan «el evento del 6 de diciembre convocado por el régimen de Nicolás Maduro», si demandan «el cese de la usurpación de la Presidencia por parte de Nicolás Maduro y la convocatoria de elecciones presidenciales y parlamentarias libres, justas y verificables».

Respecto a esta consulta, la Conferencia Episcopal sostuvo que “el pueblo tiene pleno derecho a expresarse por los legítimos canales garantizados por la Constitución”.

En una entrevista con El Independiente, Juan Guaidó explicaba cómo el objetivo del régimen chavista con esta convocatoria del domingo es aniquilar a la oposición y reducirla a disidencia simbólica como ocurre en Cuba o Venezuela.

La Asamblea Nacional cumple su mandato de cinco años este diciembre. Sin embargo, la oposición al chavismo denuncia que no pueden celebrarse unas elecciones en las mismas condiciones en las que tuvieron lugar las presidenciales de mayo de 2018, consideradas fraudulentas por la comunidad internacional.