fbpx

Seleccionar página

El opositor Leopoldo López vendrá a España tras dejar la embajada en Caracas

El opositor Leopoldo López vendrá a España tras dejar la embajada en Caracas

Después de más de año y medio en la embajada española en Caracas, el opositor venezolano Leopoldo López ha dejado la legación rumbo a Colombia. Habría entrado en territorio colombiano vía Aruba. Su destino final será España, donde vive su esposa Lilian Tintori, sus tres hijos y sus padres, según la agencia France Presse.

El eurodiputado Leopoldo Gil López, padre del opositor venezolano, ha asegurado que el opositor venezolano vendrá a España «muy pronto». Hace años que Leopoldo Gil López, con nacionalidad española desde 2016 como «medida de urgente protección», no ve a su hijo.

La salida de Leopoldo López había sido confirmada por fuentes opositoras en Caracas y por el Ministerio español de Asuntos Exteriores a El Independiente. En las inmediaciones de la embajada española en Caracas, se ha desplegado la policía bolivariana, según informan fuentes locales venezolanas.

«Ha sido una decisión personal y propia. Leopoldo López había sido invitado a quedarse como huésped en la embajada española en Caracas», aseguran fuentes del Ministerio español de Exteriores.

Leopoldo López estuvo encarcelado en Ramo Verde tres años y medio y después en su domicilio caraqueño 21 meses, condenado por haber instigado las protestas en 2014. El régimen le responsabilizó de las muertes en estas movilizaciones en un juicio farsa, según denunció incluso la que fuera fiscal del caso, Luisa Ortega, ahora en el exilio.

El disidente pertenece al partido Voluntad Popular, al igual que el actual presidente encargado, Juan Guaidó, de quien fue mentor. Los dos creyeron contar con suficientes apoyos militares en la primavera de 2019 como para deponer a Maduro, pero finalmente no fue así.

López sí que contó con apoyo de sus custodios del Sebin para dejar su domicilio y finalmente fue acogido por Jesús Silva, el embajador español en Caracas, que acaba de ser relevado por el antiguo embajador en La Habana, Juan Fernández Trigo. El opositor al chavismo no podía realizar actividades políticas como huésped del gobierno español.

El presidente encargado de Venezuela, Juan Guaidó, ha aprovechado para arremeter contra el líder chavista, Nicolás Maduro. «No controla nada Maduro», en alusión a la salida de López sin que fuera advertida, aparentemente, por el régimen chavista.

Ha dicho Guaidó que el Comisionado para el Centro de Gobierno interino continuará su aporte a Venezuela «desde un nuevo espacio». ¿Será el siguiente paso un gobierno venezolano en el exilio?

La familia de López está en España

La familia de Leopoldo López vive en Madrid, tanto su esposa Lilian Tintori y sus tres hijos, como sus padres, el eurodiputado del Partido Popular, Leopoldo López Gil, que tiene doble nacionalidad, y su esposa, Antonieta Mendoza. El destino final del opositor venezolano sería España, si el gobierno español no pusiera objeciones.

Será una cuestión compleja para el gobierno de Sánchez y sus aliados de Unidas Podemos, ya que el líder chavista, Nicolás Maduro, considera a López un prófugo, ya que logró liberarse de la prisión domiciliaria.

La situación política en Venezuela está cambiando a medida que se acerca el mes de diciembre, cuando se celebran elecciones legislativas. El régimen chavista las mantiene, ya que, según la Constitución, habría que renovar la Asamblea Nacional, de mayoría opositora al régimen.

La mayor parte de esta oposición, salvo Henrique Capriles que pide que se posterguen, rechaza los comicios, y tampoco la Unión Europea enviará observadores, debido a que no hay garantías de que sean transparentes. El Alto Representante para la Política Exterior y de Seguridad de la UE, Josep Borrell, envió recientemente a dos asesores a entrevistarse con todos los actores políticos a instancias de Capriles.

Esta situación política debilita a la oposición al régimen chavista, que también está pendiente de las elecciones en Estados Unidos. Donald Trump fue el primero que reconoció a Juan Guaidó como presidente encargado cuando el 23 de febrero de 2019 se proclamó ante una asamblea popular.

Unos 60 países, incluida casi toda la Unión Europea, salvo Italia y Chipre, avalan a Guaidó como el encargado de encauzar al país hacia unas elecciones presidenciales libres y democráticas.

De hecho, Trump está haciendo campaña electoral con mensajes destinados a los latinos de origen cubano y venezolano. En sus mítines en estados como Florida, con gran presencia de votantes latinos, asegura que su rival demócrata llevará a Estados Unidos por el rumbo de la Cuba castrista o la Venezuela chavista.

Pero si Donald Trump dejase paso a una Administración demócrata encabezada por Joe Biden, ex vicepresidente con Barack Obama, el artífice de la apertura al régimen castrista, y Kamala Harris el compromiso de Washington con Juan Guaidó podría revisarse.

El relevo en la embajada española y este nuevo escenario político en Venezuela habrían forzado la salida de Leopoldo López de la legación en Caracas. Jesús Silva estaba muy comprometido con la democracia en Venezuela.

Recientemente en una sesión virtual de la Asamblea Nacional el diputado Lawrence Castro agradeció a Jesús Silva «por el compromiso asumido ante el mundo y ante los venezolanos», según informaba la agencia Efe. El diputado venezolano elogió «la labor diplomática a favor de la democracia» y destacó cómo Silva «ha logrado salvar la vida de distintos perseguidos y presos políticos».