fbpx

Seleccionar página

Evo Morales regresa a Bolivia horas después de que Arce asuma el poder

«Hoy es uno de los días más importantes de mi vida». Evo Morales, que tuvo que salir de Bolivia al perder el poder hace casi un año, ha pisado de nuevo su tierra apenas unas horas después de que haya asumido como presidente Luis Arce, del Movimiento al Socialismo (MAS). A la toma de posesión de Arce, el domingo, acudieron el rey Felipe y el vicepresidente segundo Pablo Iglesias.

Después de 11 meses de exilio en Argentina, el ex presidente de Bolivia ha entrado desde el paso de fronterizo de La Quiaca, en Argentina, a Villazón, en Bolivia, donde le esperaban allegados y militantes del MAS, según informa la agencia Efe. Su destino es el Chapare, Cochabama. El presidente argentino, Alberto Fernández, que estuvo en la toma de posesión de Arce, también le acompañó.

Evo Morales se trasladó el domingo desde Buenos Aires hasta San Salvador de Jujuy en un avión facilitado por el gobierno argentino, su gran apoyo desde que tuvo que salir de Bolivia, después del fraude de las elecciones presidenciales de noviembre de 2019.

«Una parte de mi corazón se queda en Argentina para siempre», escribió Evo Morales en su cuenta de Facebook. El presidente argentino gestionó en noviembre de 2019 su salida de Bolivia, primero con destino a México, primer país que le ofreció su asilo político.

El 10 de noviembre de 2019, Evo Morales renunció a la Presidencia, tras comprobar que las Fuerzas Armadas le aconsejaban hacerlo. Denunció un golpe de estado y huyó a México, donde estuvo hasta que un mes después se mudó a Argentina bajo la protección de Alberto Fernández, recién elegido presidente

Evo Morales se había enfrentado en las elecciones presidenciales a Carlos Mesa de octubre de 2019 y se atribuyó la victoria. Primero hizo caso omiso del resultado de un referéndum en el que los bolivianos le decían que no querían que extendiera su mandato.

El ex presidente Morales se presentó a las elecciones y sospechosamente se suspendió el recuento unas horas y cuando se reanudó el presidente boliviano iba en cabeza. La revuelta en las calles llevó a que el Ejército interviniera y recomendara a Evo Morales dejar el poder. Y lo hizo.

Sin embargo, las elecciones presidenciales, que por la pandemia no se han celebrado hasta el pasado mes de octubre, han dado la victoria de forma clara al candidato del MAS, Luis Arce, que fue su ministro de Economía. Morales puede ser una de las losas de Arce porque no parece dispuesto a un segundo plano. El ex presidente se ha reunido recientemente con el líder chavista, Nicolás Maduro, uno de sus firmes aliados.

Después de la victoria de Arce, la Justicia anuló la orden de detención contra él por delitos de terrorismo y sedición por promover las protestas que siguieron a su renuncia y exilio. La investigación continuará. También afronta denuncias por estupro.