Select Page

La corrupción se barrerá de arriba hacia abajo, garantiza Alfonso Durazo

La corrupción se barrerá de arriba hacia abajo, garantiza Alfonso Durazo


▲ Alfonso Durazo, titular de la Secretaría de Seguridad y Protección Ciudadana, pidió tiempo para que la estrategia que se aplica devuelva la tranquilidad al país.Foto Jesús Villaseca

Dennis A. García

 

Periódico La Jornada
Viernes 14 de diciembre de 2018, p. 12

El secretario de Seguridad y Protección Ciudadana, Alfonso Durazo Montaño, sostuvo que barrerán la corrupción de arriba hacia abajo, que no se verá al Presidente de la República o a él mismo pedir moches y que si a uno de los elementos de la corporación actúa de ese modo, se le aplicará la ley a rajatabla.

Sobre las expresiones de algunos diputados sobre que en los primeros días del gobierno federal han ocurrido más homicidios en comparación con el mismo periodo de los sexenios anteriores, el funcionario señaló que los resultados de la estrategia de seguridad no se pueden evaluar en tan pocos días.

Hay ideólogos de la vieja estrategia que seguirán diciendo que estamos haciendo lo mismo, pero el planteamiento es completamente distinto, enfatiza en entrevista con La Jornada.

Sobre la posible infiltración de algún cártel en mandos de la Policía Federal, mencionó que en la medida en que tengan información, actuarán. Desde Palacio Nacional explicó que tienen una estrategia para combatir el tráfico de drogas en los aeropuertos y que habrá otra específica para estados como Guanajuato, Guerrero y Jalisco.

–Algunos diputados ven más homicidios en estos días, la percepción es que la situación continúa igual.

–No ha transcurrido el tiempo indispensable para poder evaluar la estrategia que estamos instrumentando, me parecen sumamente precipitadas esas voces.

Que no veamos todavía un punto de inflexión en la tendencia de la incidencia delictiva no significa que las estrategias no funcionarán. Es prematuro e inverosímil que pretendamos evaluar y esperar cambios a 12 días de iniciado el gobierno.

–También hay voces de organizaciones no gubernamentales que dicen que el planteamiento de la estrategia de seguridad es un seguimiento a lo que se venía haciendo.

–La estrategia es completamente distinta. Hay ideólogos de la vieja estrategia que seguirán diciendo que estamos haciendo lo mismo, pero el planteamiento es completamente distinto.

Nosotros estamos trabajando para atender las causas profundas de la inseguridad, que tienen que ver con rezagos políticos, desatención social, falta de oportunidades particularmente para los jóvenes en el ámbito laboral. Por lo menos en los dos sexenios pasados la estrategia estuvo basada en el uso exclusivo de la fuerza policial y militar, y probó su fracaso en los resultados que ahora tenemos. Los ideólogos de ese plan seguramente seguirán defendiéndolo.

–¿Hay algún plan especial para atender el problema que viven estados como Jalisco, Guanajuato, Guerrero o Tamaulipas?

–Tenemos la estrategia nacional que es la presencia permanente de las fuerzas federales mediante la Guardia Nacional. Platicaremos con cada uno de los gobernadores, ya lo hice con el de Jalisco, estoy invitando al gobernador de Guerrero y hace un par de días lo hicimos con el de Guanajuato. De esas reuniones surgirá una estrategia específica y complementaria a lo que se aplica a escala federal.

–Usted menciona mucho combatir la corrupción. ¿Ya tiene un diagnóstico en la secretaría que encabeza?

–Tenemos un diagnóstico. Una parte es la corrupción del aparato público y otra cosa es la complicidad de integrantes de los cuerpos de seguridad con el crimen organizado. Se dice que no hay crimen organizado que no avance de la mano de la protección policial, y no hay protección policial al crimen organizado que no vaya patrocinada por un alto político. Eso se acabó.

–¿Encontró la infiltración de algún cártel en mandos de la Policía Federal?

–En general la información nacional habla de policías, particularmente municipales, que están altamente infiltradas por el crimen organizado. La información de inteligencia nos habla en ese sentido y ya iremos actuando en la medida en que los datos se vayan consolidando.

–¿Cuál es el plan en el tema del tráfico de droga en los aeropuertos?

–Está ya una estrategia en marcha para los aeropuertos que por razones obvias conservamos en el ámbito de la discreción, pero lo estamos trabajando.

–Usted decía que ya nadie podrá decir que México es una tierra de nadie, pero ¿cuándo vamos a poder decir eso, porque todavía se ve la inseguridad?

–Claro que todavía se ve la inseguridad. Lo hemos expresado con toda claridad, nuestra meta es avanzar paulatinamente en el mejoramiento de las condiciones de seguridad, de tal manera que en el transcurso de tres años la ciudadanía sienta que ha regresado la tranquilidad a sus vidas.

–¿Se están enfocando en las estructuras financieras de las organizaciones criminales? ¿Qué más van a hacer para desmantelarlas, porque antes había 122 objetivos?

–Nosotros combatiremos el crimen organizado como entes económicos y la fortaleza fundamental está en sus finanzas. Es un error estratégico pretender combatirlas sólo en el ámbito de su capacidad operativa. El tema de los objetivos prioritarios fue un recurso mediático que después de que se detenía un objetivo se incrementaba de manera desproporcionada la violencia. Nuestra meta es atender de manera prioritaria aquellos delitos que más lastiman a la sociedad: robo a casas a habitación, de vehículo, secuestro, extorsión, pago de derecho de piso, esos son los que realmente padece la ciudadanía.

–¿Una violencia de 12 años no puede terminar en días?

–Se trata de una violencia de mucho más de 12 años. De que lo vamos a lograr, que no quepa absolutamente ninguna duda. Dicen en los cuerpos de seguridad que no hay policías corruptos si no hay mandos corruptos. Consecuentemente si comenzamos a barrer la corrupción de arriba hacia abajo, lograremos pronto empezar a sentir los resultados, porque el Presidente de la República no pedirá su parte, el secretario de Seguridad no pedirá su moche, consecuentemente los comandantes y los jefes de los cuerpos de seguridad tampoco pedirán su entre. Los policías no tendrán ya necesidad de salir a las calles, a las carretas a asaltar a los ciudadanos para conseguir gasolina, para pagar sus uniformes y sus balas.

–Y a quien continúe en ese sentido, ¿se le aplicará la ley?

–A rajatabla, como debe ser. Nadie va a tener pretexto.



fuente

About The Author

Tweets Recientes