fbpx

Seleccionar página

La elección de Sagasti como presidente interino acalla las protestas en Perú

Este martes asume como presidente de la República del Perú el ingeniero Francisco Sagasti Saldaña, de 76 años, nieto de uno de los héroes nacionales de Tarapacá, con su mismo nombre. La destitución por el Congreso de Martín Vizcarra y la designación de Manuel Merino, presidente de la Cámara, ha desatado el caos en las calles. Los manifestantes ven bien que sea Sagasti quien encabece este periodo de interinidad hasta las elecciones.

«Haremos todo lo posible por devolver la esperanza a Perú», ha dicho Sagasti, al ganar la elección como presidente del Congreso. Como la situación es de interinidad, es a quien corresponde la jefatura del Estado. Este martes jura este cargo en el que estará hasta la celebración de elecciones el 11 de abril de 2021.

El ingeniero Francisco Sagasti Hochhausler es un auténtico sabio. Ha sido investigador, docente, autor, congresista y compositor musical. Incluso ha dirigido una serie de televisión en el programa Armando Caminos, según relata Ariana Lira en El Comercio de Lima. Hasta ahora presidía la comisión de Ciencia, Innovación y Tecnología del Congreso.

Fue uno de los cientos de políticos y representantes de la sociedad civil que fueron secuestrados por el Movimiento Revolucionario Túpac Amaru (MRTA) en la residencia del embajador de Japón en Lima en diciembre de 1996. Lo liberaron a los pocos días.

Tras la renuncia de Merino, el vacío de poder creado en Perú hacía temer que las protestas se prolongaran y se acentuaran. Sin embargo, la designación de Sagasti parecer ser del gusto de todos. El Partido Morado, que él encabezó en las listas al Congreso, se opuso a la destitución de Martín Vizcarra.

«El Partido Morado lucha contra la corrupción, esté donde esté, pero respetando el debido proceso y manteniendo la estabilidad. A pocos meses de las elecciones un cambio de gobierno no resolverá nada y creará más incertidumbre», dijo cuando se votó la destitución de Martín Vizcarra, según informa la agencia Efe.

El Congreso peruano rechazó el domingo la primera lista para presidir el Parlamento, encabezada por la izquierdista Rocío Silva. El Partido Morado decidió entonces presentar su propia lista, que ha sido la que finalmente ha logrado los apoyos suficientes. Consideraba que no favorecía el equilibrio una candidatura como la de Silva.

Al conseguir los apoyos, Francisco Sagasti ha salido a dar una vuelta al Congreso para encontrarse con los manifestantes.

Una figura de «centro republicano»

Sagasti, que llegó al Congreso en 2016, es una figura de centro republicano, en sus propias palabras. Está a favor del matrimonio homosexual y de la despenalización del aborto en caso de violación. También aboga por un sistema de créditos y becas para los estudios universitarios.

El presidente interino de Perú estudió Ingeniería Industrial en la Universidad Nacional de Ingeniería. Tiene un máster en esta disciplina por la Universidad de Pensilvania. Realizó un doctorado en la Escuela de Negocios de Wharton, también en Pensilvania.

Como experto en ciencia y tecnología, ha trabajado como asesor en la Unesco, la ONU, el Banco Interamericano de Desarrollo, el Banco Mundial, la Comisión Económica de las Naciones Unidas para Latinoamérica (CEPAL), la Organización de los Estados Americanos (OEA) y el Sistema Económico Latinoamericano (SELA).

Mientras tanto, el presidente saliente, Martín Vizcarra, ha presentado una apelación al Tribunal Constitucional. Ha de resolver el miércoles si un mandatario puede ser destituido por el supuesto constitucional de «incapacidad moral permanente».

El Partido Morado de Sagasti se ha mostrado en contra a la vuelta al poder de Martín Vizcarra.