Select Page

La impresentable clase política en México

La impresentable clase política en México


Así como un día dicen una cosa, otro día dicen otra haciendo esto un cuento del nunca acabar que nos cuenta Ixchel Cisneros con la impresentable clase política.

Hace algunos meses me invitaron a hablar sobre derechos humanos ante representantes de varios partidos políticos, me pidieron que fuera honesta y les dijera lo que realmente pensaba de ellos, y así lo hice.

En mi discurso de no más de 5 minutos les aclaré que hasta ese momento nadie me había convencido de darle mi voto pues pensaba que las y los políticos únicamente veían por ellos y sus amigos pero a la ciudadanía ni la volteaban a ver. Al final, aplaudieron y se me acercaron complacientes a darme la razón. “Justo es lo que queremos hacer, queremos demostrarte que somos distintos”, me dijeron.

¿Tú sí tuviste toda la seguridad en saber por quién votar? (Foto: RT)

El tiempo fue pasando, los cuadros se fueron acomodando y la campaña rumbo a la presidencia se enfiló con divisiones, agresiones y pocas propuestas. Más de lo mismo, me dije, pero igual tenía que votar. Y me costó mucho pues ni Ricardo Anaya ni José Antonio Meade ni Andrés Manuel López Obrador me convencían al 100 por ciento; aun así, fui.

Intenté diferenciar mi voto y no darle a una sola fuerza política todo el poder pero al finalizar la jornada electoral me di cuenta que había sido sin éxito: Morena arrasaba con Diputados, Senado y las cámaras estatales. Esta era una marea imparable. 

Gracias a que conozco a mucha gente valiosa que milita en el partido fundado por AMLO pensé: “no puede ser tan malo, ahí hay personas a las que respeto y jamás se dejarían corromper por el poder”. Pero ¿qué pasa cuando estás rodeado de malas prácticas y compadrazgos?, de verdad quisiera pensar que se puede romper con ellos, pero hace unos días el diputado Mario Delgado disminuyó mis esperanzas.

En diciembre de 2017 era él quien nos dejaba entrar al Senado de la República para que nos manifestáramos en contra de la aprobación de la Ley de Seguridad Interior que pretendía legalizar que las fuerzas armadas realizaran labores de seguridad pública, y el pasado miércoles 14 de noviembre, era él mismo quien decía que iba a lanzar una propuesta para poner, justo eso a lo que nos oponíamos, en la Constitución.

la impresentable clase politica en mexico 2

Nuevos llegan, pero el poder es el poder en México. (Foto: El Universal)

Es decir, hace casi un año pujaba por frenar algo que hoy está impulsando: darle más poder y presupuesto al Ejército y la Marina para continuar con una estrategia de seguridad que no había funcionado hasta el momento. 

¿Qué tiene que pasar para que uno cambie de parecer tan drásticamente?, ¿por qué la clase política casi siempre termina viendo por sus propios intereses y en ocasiones lo hace tan burdamente como este caso del legislador Delgado? 

Entiendo que hay intereses, que a veces tienes que perder unas para ganar otras pero de plano ¿cambiar tu forma de pensar en 180 grados? No lo creo; me parece tristísimo y lamentable.

Por lo pronto, yo me sigo tomando con cautela a la clase política mexicana. Lamentablemente todavía no puedo confiar en ella ni me representan en lo más mínimo, así que seguiré participando, exigiendo y señalando hasta que se den cuenta que trabajan y se deben a nosotros.

*Las columnas de opinión de CC News reflejan sólo el punto de vista del autor.





fuente

About The Author

Tweets Recientes