Seleccionar página

LIMPIA LA RUTA PARA HACER ENTREGA DE UNA ADMINISTRACIÓN SANA: TESORERÍA

LIMPIA LA RUTA PARA HACER ENTREGA DE UNA ADMINISTRACIÓN SANA:  TESORERÍA

– Adecuada administración de recursos, incremento en ingresos de predial
y mejorando tasas de interés, fue la fórmula honesta y transparente.
La Tesorería del Ayuntamiento de la Capital informó que aún con las adversidades
derivadas de la contingencia sanitaria, que dura ya más de un año, los pasivos se
han ido reduciendo año con año en este gobierno y estimó que quedarán en
alrededor de 650 millones, que es el monto que datan de hace tres o cuatro
administraciones, cuando el entonces alcalde Jorge Lozano adquirió un préstamo
a largo plazo de 400 millones, más 250 millones a corto plazo que se ha ido
reduciendo mes a mes.
Dio a conocer que además se negociaron con las instituciones bancarias tasas de
interés en mejores condiciones de las que se tenían anteriormente.
En contracorriente, en este primer trimestre del año se han reducido las
participaciones federales en alrededor de 40 millones, tema que ya se tenía
previsto, porque se sabía que la Federación iba a dar ese paso, por eso se afirmó
que el Ayuntamiento está enfocado a cuidar los ingresos propios.
En suma, el pasivo a corto plazo será de 250 millones, pero en él hay una mezcla
de todo, y la siguiente Administración deberá hacer una limpieza, más que de flujo,
de los estados financieros, porque son muy antiguos, pues incluso hay
proveedores que no han ejercido su derecho a cobro, y saldos de más de 10 años,
de los cuales ya ni siquiera hay expedientes.
En esa limpieza de los estados financieros, que se hará con la Contraloría, pueden
liquidarse alrededor de 40 o 50 millones, trámite que deberá aprobar el Cabildo
Municipal. Las cantidades pendientes de liquidación que cubrieron todos los
requisitos legales se pagaron, pero no así los que no reunían esa condición.
Se aclara que todo lo que contrató esta Administración está saldado hasta el 28 de
febrero. De ahí a la fecha habrá unos 10 millones pendientes que se liquidarán en
cuanto las áreas respectivas den el visto bueno con la revisión de facturas.