fbpx

Seleccionar página

Listo operativo municipal de vigilancia preventiva por celebraciones Guadalupanas

Coordinación entre Ayuntamiento y la SEDENA, en beneficio de la población potosina

Luego de que la Iglesia Católica confirmara el cierre de la Basílica Santuario de Nuestra Señora de Guadalupe, del 10 al 13 de diciembre, para evitar concentración de personas y con ello, brotes de contagio por Covid-19, la Dirección de Protección Civil Municipal, informó que modificará el operativo Guadalupano, y se avocará principalmente en vigilar que la ciudadanía no utilice pirotecnia.

Adrián Álvarez Botello, titular de esta dependencia del Gobierno Capitalino, explicó que las intervenciones se transforman para estar pendientes en los lugares en donde tradicionalmente se llevan a cabo quema de pólvora, que aunque son reguladas por la Secretaría de la Defensa Nacional – SEDENA -, siempre requieren de vigilancia preventiva de parte de Protección Civil, aunque en este año la autorización ha estado sumamente restringida.

Por ello, se espera que las celebraciones con pólvora se reduzcan considerablemente, tal y como ocurrió en septiembre con las Fiestas Patrias, ante la toma de conciencia de la población que debe permanecer resguardada para superar la contingencia que nos mantiene hasta el momento en semáforo naranja, pero con riesgo latente de volver al rojo.

Álvarez Botello aplaudió la medida anunciada por las autoridades de la Basílica Santuario, pero remarcó que no por ello, Protección Civil bajará la guardia en esos días.

“Diciembre es una época en que tradicionalmente se refuerzan las acciones de todo el personal operativo y se suspenden vacaciones, porque tienen una gran vocación de servicio: paramédicos, brigadistas y en general, todo el personal reconoce la importancia de su labor en este mes tan complicado, especialmente en la jornada Guadalupe–Reyes”, dijo.

Finalmente, reiteró el reconocimiento público y especialmente el de la Autoridad Municipal hacia su personal, la que siempre otorga todas las facilidades para que brigadistas cuenten con los equipos e implementos necesarios para desarrollar su labor de atención médica en emergencias, incendios, fugas de gas y ante contingencias por las bajas temperaturas, entre otras acciones, para lograr oportunas intervenciones que nos lleven a cerrar las celebraciones con saldo blanco en todo el Municipio.