Seleccionar página

Rechazan que Tren Maya vaya a devastar miles selvas

Rechazan que Tren Maya vaya a devastar miles selvas

El director de Fonatur, Rogelio Jiménez Pons, sostuvo en esta ciudad que el proyecto del Tren Maya de ninguna manera devastará selva ni ecosistemas. FOTO: TWITTER @FonaturMX.

Mérida, 27 Nov (redacción).- El director de Fonatur, Rogelio Jiménez Pons, sostuvo en esta ciudad que el proyecto del Tren Maya de ninguna manera devastará selva ni ecosistemas, como algunos organismos civiles aseguran.

En una conferencia de prensa para anunciar el inicio de las asambleas de información y de consulta que se realizarán en los 84 municipios de influencia indígena por los que pasaría el tren, reconoció que el tema de las selvas ese es uno de los puntos más álgidos.

Sin embargo, Jiménez Pons destacó que se han hecho muchos señalamientos, críticas y descalificaciones al proyecto, sin contar con el debido sustento.

“La mayoría de las selvas se pierden producto de la ocupación y devastación de la gente marginada que llega a establecerse en esos sitios, por ello la idea es combatir la marginación e integrar a esas personas al proyecto”, dijo.

“Consideramos que al contrario, si no invertimos e incorporamos a las comunidades que habitan en la selva, entones sí vamos a perder las selvas”, consideró el funcionario federal durante la conferencia que se realizó en el Centro Internacional de Congresos de esta ciudad.

Recordó que parte de los objetivos del programa “Sembrando Vida” es precisamente recuperar parte de las zonas que se han visto afectadas por la deforestación.

De tal forma, que el plan es que al final de esta administración, no solo no se hayan afectado las reservas ecológicas de Calakmul, Campeche y Siaan Kaan, en Quintana Roo, sino que se fortalezcan con el apoyo de las comunidades colindantes, aseguró.

También destacó que el tren contamina 100 veces menos que una carretera y son las carreteras las que han destruido cientos de miles de hectáreas de selvas en esta región del país.

Asimismo, recordó que ya existen más de mil 400 kilómetros de vías ferroviarias que van de Valladolid, Yucatán, hasta la capital del país, por lo mucho del territorio que se usaría ya ha sido impactado.

El director de Fonatur, también aclaró que la maquina operaría con biodiesel que es un elemento mucho menos contaminante que los otros hidrocarburos.

De tal manera, que no habrá una gran devastación de selvas y ecosistemas durante el desarrollo de esta obra, una de la más importantes en materia de infraestructura del gobierno del Presidente Andrés Manuel López Obrador.

En todo caso, aclaró que si en la consulta del 15 de diciembre, se vota por el no a la obra, pues entonces ahí acaba el asunto tal y como lo prometió el Presidente.

En caso de que se vote a favor, para el año 2020 se empezarían a realizar las primeras licitaciones y trabajos en los que se prevé una primera inversión de entre 10 mil y 11 mil millones de pesos, y el compromiso es que el tren empiece a operar en el 2023.

Jiménez estuvo acompañado, en la conferencia de prensa, por el gobernador Mauricio Vila Dosal, Guillermo May, representante del Instituto Nacional de Pueblos Indígenas, (instancia que se encargará del desarrollo de las asambleas a partir del próximo día 29), entre otros.

Archivos