Select Page

Reclamos por obras a Lenín Moreno en el festejo del Seguro Campesino | Política | Noticias

Reclamos por obras a Lenín Moreno en el festejo del Seguro Campesino | Política | Noticias



Montecristi –

El festejo por los 50 años de la creación del Seguro Social Campesino (SSC) fue agridulce para el presidente Lenín Moreno, cuyo discurso alusivo a la fecha fue interrumpido por reclamos de varias personas y dirigentes gremiales que llegaron ayer hasta el estadio de la parroquia La Pila (Manabí).

Así, por ejemplo, Martha Espinales, habitante de Río Bravo, Montecristi, le reclamó porque en su comuna las vías son “nefastas”, no tienen atención de las autoridades cantonales y el abandono es grande.

Mientras que Rubén Tovar, secretario provincial de los afiliados del SSC en Los Ríos, indicó que se habrían quitado las partidas para la contratación de médicos, lo que ha generado a que la atención en los dispensarios “sea intermitente”.

Otros pidieron agua para la comuna Sancán, en el cantón Jipijapa; créditos para sectores agrícolas y mejores precios para maíz y café; y que el agua que se trasvasa desde la presa La Esperanza hasta el terreno donde se pretende levantar la Refinería en El Aromo beneficie a otras familias.

En el caso de falta de agua, Moreno dijo que su Gobierno empuja un proyecto denominado Agua para Todos; y del SSC señaló que se invertirán $16 millones para repotenciar 28 unidades médicas fijas y crearán 40 unidades móviles.

Antes de escuchar las quejas, el presidente señaló que los subsidios jamás serán tocados, menos aún los que llegan a los pobres del país.

“Hay subsidios que no son malos, los subsidios que son malos son aquellos que sirven para enriquecer más a los ricos, los ricos no necesitan subsidios, los que necesitan subsidios son los pobres y a ellos hay que darles nuestra atención”, indicó.

También habló de la reducción indicando la primera cifra que se llegó a 40 en época de bonanzas y que la anterior administración no supo prever una crisis económica a futuro.

“… No sé en qué mente calenturienta se les pudo ocurrir que la bonanza iba a durar toda la vida. El dinero se acabó y como estaban acostumbrados a gastar el dinero a manos llenas, siguieron construyendo obras faraónicas, para qué, para enriquecerse más, por eso necesitamos ahora ser cautos, ser austeros”, dijo Moreno. (I)



fuente

About The Author

Tweets Recientes