fbpx

Seleccionar página

Renuncia Manuel Merino, presidente de Perú, tras los disturbios en las protestas de Lima

El presidente interino de Perú, Manuel Merino, ha anunciado este domingo su dimisión irrevocable del cargo, al que accedió el pasado 9 de noviembre tras la destitución por corrupción de su antecesor en el cargo, Martín Vizcarra. La dimisión se produce en medio de intensas protestas en todo el país.

«Quiero hacer de conocimiento que presento mi renuncia irrevocable al cargo del Presidente de la República», ha anunciado Merino en un discurso a la nación.

Los dos jóvenes, identificados como Jack Brian Pintado Sánchez (de 22 años) y Jordan Inti Sotelo Camargo (24), fallecieron en la noche del sábado. Pintado murió por «múltiples orificios en rostro y cara por proyectil de arma de fuego», según el parte médico publicado por la Policía Nacional de Perú durante la madrugada de este domingo. Sotelo Camargo, por su parte, a causa de «un proyectil de arma de fuego en el tórax, a la altura del corazón».

La crisis social desatada esta semana ha culminado con 94 heridos -63 de ellos hospitalizados-, según el Ministerio de Salud, y varios desaparecidos. La prioridad ahora mismo consiste en encontrar a los, aproximadamente, veinte desaparecidos tras las protestas. De momento, la Federación de Estudiantes de la Pontificia Universidad Católica del Perú ha informado de la aparición de seis estudiantes que daba por ilocalizables.

El Frente Amplio, una coalición que aglutina varias fuerzas y movimientos políticos y sociales de la izquierda peruana, y Alianza para el Progreso (APP) han presentado este domingo respectivas propuestas de moción de censura contra el nuevo Ejecutivo peruano, emergido tras cese del anterior presidente, Martín Vizcarra, en una moción de censura impulsada por sus opositores tras conocerse varias acusaciones de corrupción contra él.

En esta sexta jornada de manifestaciones, 13 de los 18 ministros que componen el recién formado Gobierno han sido cesados en cascada, entre ellos los titulares de las carteras de Interior (Gastón Rodríguez) y Justicia (Delia Muñoz). En su intervención, Merino ha mencionado que se mantendrán en sus cargos para garantizar la continuidad institucional.

Vargas Llosa pide que sea sustituido por Gino Costa

El escritor hispanoperuano Mario Vargas Llosa, premio Nobel de Literatura de 2010, había pedido hoy el Congreso peruano destituyese al presidente de transiciónque está «como fugado, desaparecido», y lo que sea reemplazado por alguien «realmente independiente como Gino Costa».

Costa está «en condiciones de asumir esta responsabilidad y de garantizar unas elecciones en el mes de abril que sean realmente limpias y que sean respetadas», ha opinado el novelista en un vídeo difundido por su hija Morgana en Twitter.

«Las cosas se han agravado considerablemente en el Perú», ha lamentado Vargas Llosa. Ha explicado que ayer unos estudiantes que se manifestaban «pacíficamente» fueron «abaleados» por las fuerzas de seguridad, con el resultado de «dos muertos».

Son «dos jovenes que han sido sacrificados absurdamente, estupidamente, injustamente por la Policía, y creo que es indispensable que cese esta represión, que es una represion contra todo el Perú porque todo el Perú se está manifestando en las ciudades, en los departamentos, en las provincias, incluso en los distritos» contra Merino.

El novelista ha asegurado que «pocas veces» se ha visto en el país una protesta tan masiva, «tan generalizada contra la decisión del Congreso de vacar la Presidencia de la República».

Así, «es indispensable que este mismo Congreso destituya al presidente, que está como fugado, desaparecido, y que lo reemplace con una persona que sea realmente independiente, como el señor Gino Costa», ha dicho el escritor.

Según Vargas Llosa, que ha mencionado varias veces el nombre de Costa, votó «en contra de la vacancia de la Presidencia» y  está «en condiciones de asumir esta responsabilidad y de garantizar unas elecciones en el mes de abril que sean realmente limpias y que sean respetadas».

El literato cree que podría continuar hasta la transferencia de mando el 28 de julio «y luego legalizar de alguna manera la situacion de nuestro  país».

«Esta es una demanda nacional en la que participan fundamentalmente lo jovenes peruanos y creo que es absolutamente indispensable que se ponga en práctica cuanto antes», ha concluido.