Select Page

Se enrarece política tras decesos

Se enrarece política tras decesos


La pregunta era inevitable: ¿por qué el presidente Andrés Manuel López Obrador no asistió a la ceremonia luctuosa de la gobernadora de Puebla, Martha Érika Alonso y de su esposo, el senador Rafael Moreno Valle? La mañana del miércoles, en su conferencia de prensa matutina, López Obrador respondió: “Por prudencia y para no caer en provocaciones”.

Entre el presidente y la gobernadora había distancia política por las elecciones de julio pasado en Puebla, que tuvieron que dirimirse en tribunales ante la inconformidad de Morena, partido de López Obrador.

La desavenencia política entre Alonso y López Obrador se filtró tras la tragedia aérea del 24 de diciembre, en la que perdió la vida la gobernadora y su esposo, Rafael Moreno Valle, senador del PAN y exgobernador de Puebla.

En ese contexto, la diferencia política se volvió suspicacia. En la ceremonia luctuosa que el PAN y el gobierno de Puebla organizaron para rendir tributo a Alonso, Moreno Valle y las otras tres víctimas de la tragedia hubo expresiones de rechazo al gobierno federal de López Obrador, representado en el homenaje luctuoso por la secretaria de Gobernación, Olga Sánchez Cordero.

Incluso hubo una campaña en redes sociales contra el presidente, que intentó alimentar la desconfianza. Por eso López Obrador tuvo que aclarar: “Nunca, jamás, actuaríamos en contra de nadie, por cuestiones de principios, de ideales, esto tiene que ver con nuestros adversarios y no con todos”. Y explicó su ausencia en el funeral: “Había un ambiente que crearon ex profeso y de manera muy mezquina” grupos a los que calificó de neofascistas.

Sobre esto, abundó: “un grupo muy mezquino que en redes sociales comenzó a hablar de la responsabilidad del gobierno, hubo expresiones de protestas en el acto de Puebla, en contra de la secretaria de Gobernación, y para no hacerles el juego, decidí actuar de manera prudente, no caer en provocación y esperar hoy para informar”.

Horas más tarde, legisladores del PAN tacharon de imprudentes estas declaraciones, mientras que otros partidos de oposición llamaron al presidente a serenarse y tolerar las visiones contrarias a la suya.

La titular de Segob afirmó que el gobierno federal ya había tenido una reunión con la gobernadora de Puebla y mantenían comunicación.

Respecto de las expresiones de rechazo, Sánchez aclaró que éstas provinieron de unas cuantas personas que se manifestaron “de manera no apropiada” en la ceremonia.

López Obrador, por su parte, ratificó que su gobierno recurrirá a expertos internacionales para el dictamen sobre las causas del accidente, con el propósito de despejar cualquier duda. “Yo espero, deseo, que al final se aclare cuál fue la causa de esta tragedia, eso es lo que importa, y no adelantar juicios”.

Se enrarece política tras decesos

La pregunta era inevitable: ¿por qué el presidente Andrés Manuel López Obrador no asistió a la ceremonia luctuosa de la gobernadora de Puebla, Martha Érika Alonso y de su esposo, el senador Rafael Moreno Valle? (ARCHIVO)


Etiquetas:moreno vallerafael moreno valleMartha Érika Alonso

Más de Nacional


Anterior El Siglo


Siguiente El Siglo



– IMP





fuente

About The Author

Tweets Recientes