Seleccionar página

Segundo de confianza para García Luna

Segundo de confianza para García Luna

Desde la desaparecida Agencia Federal de Investigación (AFI), Ramón Eduardo Pequeño García formó parte del círculo cercano del exsecretario de Seguridad Pública, Genaro García Luna, preso en Estados Unidos por presuntos nexos con el Cártel de Sinaloa.

Después de Luis Cárdenas Palomino era considerado el segundo hombre de confianza de García Luna, a quien sirvió en tareas de inteligencia y operativas.

De 2008 a 2009 estuvo al frente de la División de Seguridad Regional de la PF, después pasó a la División Antidrogas (2009-2013), asumiendo el combate a los cárteles, entre ellos el de Sinaloa.

Como titular de la División Antidrogas de la Policía Federal (2013 a 2015), Pequeño García sufrió un descalabro en su carrera con la fuga de Joaquín El Chapo Guzmán del penal de máxima seguridad El Altiplano, Estado de México.

Una de sus funciones al frente de la División de Inteligencia era la vigilancia de la celda de Guzmán Loera y el monitoreo general de la prisión, donde horas después detectaron la fuga del líder del Cártel de Sinaloa a través de un túnel.

La salida de El Chapo le costó ser removido a la División Científica de la Policía Federal, de la que después fue cesado por el entonces secretario de Gobernación, Miguel Ángel Osorio Chong.

Como titular de la División Antidrogas, Pequeño García fue jefe del excomandante de la Policía Federal, Iván Reyes Arzate, quien en Estados Unidos se declaró culpable de vender información confidencial al Cártel de los Beltrán Leyva, por 3 millones de dólares.

Al inicio del gobierno de Enrique Peña Nieto continuó como jefe de la División Antidrogas y tras la salida del comisionado nacional de Seguridad, Manuel Mondragón, se ganó la confianza de Monte Alejandro Rubido, quien lo puso al frente de la División Antidrogas.

fuente: https://www.eluniversal.com.mx/nacion/ramon-e-pequeno-segundo-de-confianza-para-garcia-luna